Los autores de este proyecto educativo, como profesores de Ciencias Sociales en 4º de ESO, son conscientes de que hay que volver a replantear las razones para enseñar Historia y es posible que haya que promover otros objetivos y otras metodologías para enseñar a los alumnos.

El objetivo fundamental del proyecto es promover un nuevo modelo de evaluación que a su vez modifique las estrategias didácticas y haga más atrayente esta materia, generando reflexión, análisis y preguntas por parte de los alumnos como un medio para facilitar su enseñanza y su aprendizaje.

Para ello han puesto en marcha un sistema de evaluación de la asignatura de Ciencias Sociales basado en ganar puntos positivos a través de diversas actividades.

 

Documentación del proyecto